Y Argentina de Messi se subió al último tren
26 junio, 2018
Croacia gana 2-1 a Islandia y pasa a octavos con pleno de victorias
26 junio, 2018

Irak, la pasión de un Mundial a bajo costo

Canales que transmiten los partidos demasiado caros, camisetas por las nubes… En Irak, donde al igual que en otros países el fútbol es el rey, los aficionados al balón han encontrado una manera de participar en el Mundial-2018 a su forma, al menor costo posible.
En un café en el centro de Bagdad, Hassan al-Sayyed instaló una pantalla gigante en un espacio con capacidad para un centenar de personas habilitado especialmente para la ocasión. “El costo de la suscripción para pagar canales que transmiten competiciones es muy alto”, se queja el propietario del establecimiento.
De hecho, la suscripción del mes en el que se disputa la Copa del Mundo cuesta 100 dólares, mientras en el país el salario promedio es de entre 400 y 700.
Por falta de medios, algunos optan por la piratería, pero Sayyed ha apostado por la afluencia a su establecimiento desde el comienzo del torneo para que la suscripción le salga rentable.

El poco poder adquisitivo de los iraquíes les ha llevado a recurrir a las prendas falsificadas hechas en China, mucho más baratas. @AFP

El día del partido entre Rusia y Egipto, Mohammed Hassan desbordaba entusiasmo por el equipo de los Faraones y Mohamed Salah, el delantero estrella del Liverpool.
A su alrededor, el humo de las pipas de agua invadió el café. “Venimos todos los días para ver los partidos, principalmente por razones económicas”, explica, diciendo que no puede pagar la suscripción a la televisión de pago.
Y a pesar de que también apoya a los equipos de Argentina y España, sueña con ver algún día a Irak clasificarse para la Copa del Mundo, como lo hizo por primera y última vez en México-1986.
Camisetas chinas

Un bar iraquí ofrece los partidos del Mundial de Rusia, cuya suscripción es demasiado cara para muchos particulares © AFP

A unos 300 kilómetros al norte, en el antiguo bastión del grupo Estado Islámico, los jóvenes de Mosul también se reúnen en los cafés para ver los partidos, después de haber sido privados de este placer bajo el yugo de los yihadistas.
“Aquí el costo es menor. Pagamos solo lo que consumimos en bebidas, ¡el placer es gratis!”, exclama Amir Moufak, de 21 años.
Mohammed al-Achrini está en contra de su gobierno. “Algunos países han comprado los derechos de la Copa del Mundo y los partidos se emiten gratis en un canal local para mayor felicidad de las personas. ¿Por qué Irak no hace lo mismo?”.
Pero los cafés no son los únicos lugares que reúnen esta pasión por el balón. En muchas tiendas especializadas de todo el país, incluida Bagdad, las camisetas con los nombres de las estrellas más importantes del fútbol han invadido los escaparates.
Sayyed Moussaoui regenta una de las tiendas de deportes más famosas de la capital. Pero la reducción del poder adquisitivo de los iraquíes les ha llevado a recurrir a las prendas falsificadas hechas en China, mucho más baratas.

Iraquíes compran antenas para ver la televisión por satélite, previo pago de la suscripción a los canales poco después del inicio del Mundial de fútbol ©AFP

“Conocemos el apetito de los jóvenes por las camisetas de los equipos (participantes en el Mundial) e hicimos el pedido seis meses antes del inicio de la competición”, explica.
El precio de una casaca original puede llegar a los 90 dólares, mientras que los que vienen de China sólo 12, agrega el comerciante 50 años.
Las camisetas de los grandes equipos son siempre las más demandadas, pero a veces hay sorpresas. Nigeria venció a Islandia, una victoria que le dio a Argentina más posibilidades de clasificarse para octavos de final. Los partidarios del equipo de Messi “invadieron el comercio pidiendo camisetas de Nigeria”, recuerda Moussaoui.
Compartir con...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *