Rusia crea una policía turística para tranquilizar a los hinchas del Mundial
4 abril, 2018
Deporte argentino sacudido por esc√°ndalo de abusos sexuales
4 abril, 2018

Los preparativos de Tokio-2020 toman velocidad tras inicios titubeantes

En un descampado al Este de Tokio, las gr√ļas trabajan sin descanso supervisadas por los rascacielos de la capital nipona que se elevan en el horizonte, mientras dos centenares de obreros se dedican a construir el recinto que albergar√° las pruebas de pirag√ľismo de los Juegos-2020.

Con los Juegos Ol√≠mpicos y Paral√≠mpicos de Invierno de Pyeongchang terminados, las miradas se dirigen a la gran urbe japonesa, salpicada de obras para el inicio de la competici√≥n reina del deporte mundial, en dos a√Īos en julio.

Despu√©s de una serie de esc√°ndalos que enturbiaron los √ļltimos a√Īos de preparativos para la cita ol√≠mpica de Tokio, todos los actores aseguran que el pa√≠s estar√° a la altura de su reputaci√≥n de puntualidad.

La faraónica obra del centro acuático, que albergará a 24.000 espectadores para las pruebas de natación, clavados y natación sincronizada, se asemeja a una colmena en plena actividad.

“Cerca del 25% del trabajo esta hecho”, asegura Daishuu Tone, director de las sedes del gobierno metropolitano de Tokio. “Estamos confiados, acabaremos a tiempo”, a√Īade, precisando que los primeros ensayos se realizar√°n a mediados de 2019.

La construcci√≥n de las sedes avanza a “ritmo constante”, estima por su parte la gobernadora de Tokio, Yuriko Koike, en una entrevista reciente acordada a la AFP.

“Todo se desarrolla muy bien y puedo decir claramente que la mayor√≠a de las sedes de las competiciones est√°n encaminadas y que todas estar√°n listas a tiempo”, declar√≥ a la prensa el jefe del comit√© de organizaci√≥n de Tokio-2020, Toshiro Muto.

El ‘leitmotiv’ de los japoneses cuando la ciudad era candidata era que los Juegos estar√≠an “en buenas manos”, en un pa√≠s reputado por su econom√≠a fuerte y por sus impecables servicios. Pero los organizadores padecieron una serie de casos e inconvenientes que salpicaron la imagen de los anfitriones de los Juegos.

A finales de 2015, el coste del futuro estadio ol√≠mpico -cerca de dos mil millones de euros- hab√≠a provocado la indignaci√≥n de la opini√≥n p√ļblica e impulsado al Primer Ministro Shinzo Abe a abandonar el proyecto inicial por otro dos veces m√°s barato.

“Durante un cierto tiempo el presupuesto aument√≥ mucho. Lo revisamos una y otra vez y fue fuertemente reducido”, reconoce la Koike desde el gigante edificio de 48 plantas del gobierno de Tokio, que asemeja a una catedral g√≥tica.

En diciembre, los organizadores de Tokio-2020 anunciaron una reducci√≥n de 1.400 millones de d√≥lares en el presupuesto, dejando la factura total en 12.658 millones de d√≥lares al cambio actual). “El presupuesto debe ser reducido lo antes posible”, prosigue Koike, prometiendo encontrar soluciones presupuestarias “creativas”.

Entre los otros deberes afrontados, los organizadores tuvieron que cambiar el logo a ra√≠z de las acusaciones de plagio. El mes pasado desvelaron unas mascotas futuristas elegidas por el voto de escolares a trav√©s de Jap√≥n, con la pretensi√≥n de poner limpieza en ese caso y suscitar el inter√©s del p√ļblico joven para los Juegos.

Compartir con...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *