Manchester United iría por el fichaje de Neymar Júnior
15 mayo, 2018
Yerry Mina iría cedido al Liverpool para la próxima temporada
15 mayo, 2018

Samuel Zapata, el niño colombiano en la final de Champions

“Me emociona ir a ver dos equipos muy grandes. Quiero ver ganar al Liverpool, porque el Madrid ya ha ganado mucho y si el Liverpool gana, Salah se lleva el Balón de Oro”.

Así describe Samuel Zapata el sueño que está a dos semanas de cumplir. Pisar Kiev (Ucrania) y presenciar, acompañado de su mamá, el anhelo de muchos amantes del balompié en el mundo, una final de la Champions League.

Con solo 12 años, Samuel Zapata es uno de los 25 niños latinoamericanos que tendrán la fortuna de presenciar la final entre Real Madrid y Liverpool. Esta es su historia.

Periodista: Valeria Martínez Lores / Videógrafo: Álvaro Pío Fernández

Samuel, con solo 12 años, conforma un grupo de 25 niños de América Latina que gracias a sus habilidades y destrezas se han ganado un cupo en el partido Real Madrid Vs. Liverpool el próximo 26 de mayo.

“Nos dimos cuenta por una sobrina que se enteró del evento y nos dijo que pusiéramos a participar a Samuel”, contó Martha Rocío Gómez, mamá del pequeño.

La mecánica del concurso de Nissan que llevará a Samuel a Kiev consistía en realizar un vídeo corto donde el participante mostrara sus habilidades técnicas —control, dominio de balón, tiros al arco—, y luego subirlo a la página web del concurso.

Su mamá contó que “realizamos un vídeo de él recibiendo la pelota en el pecho, pasar unos obstáculos, meter gol y celebrarlo”.

“Nosotros lo hicimos donde él juega fútbol, lo editamos y lo mandamos ese mismo día”, completó Martha.

Samuel estuvo entre los primeros elegidos y entró a la fase final del concurso en México.

El pasado 12 de abril, Samuel y Martha viajaron a Guadalajara, donde se encontraron con otros 85 niños de Latinoamérica entre 12 y 15 años de edad, que iban con el objetivo de conquistar el mismo sueño.

Ahora era el turno de mostrar sus habilidades futbolísticas en tierras aztecas, frente a un segundo jurado, en un espacio llamado Centro de Tecnología de Nissan, de 1300 metros cuadrados.

De Colombia llegaron jóvenes de Bogotá, Bucaramanga y Cúcuta. Samuel fue el único niño que participó por Cali.

Él dice que su concentración y habilidad fue lo que lo llevaron a ganar. En México el circuito fue de cuatro pruebas.

La primera, según explicó Samuel, consistía en dar tres vueltas a la cancha con el balón, en el menor tiempo posible. Él quedó de primero con 50 segundos.

La segunda prueba era correr por un pasillo y patear al arco desde una distancia establecida. En esta ocupó el segundo lugar.

En la tercera, logró dudar de si podía ganar. “Me fue pésimo”, dijo. En esta, cuatro máquinas disparaban el balón al centro y él debía controlar. “Me costó un poco controlar porque el balón venía curveado y no sabía uno de dónde iba a salir”.

En la cuarta prueba, sus esperanzas se volvieron a levantar. Debía cobrar desde el tiro penal con fuerza y según el punto de la red donde entrara, era su puntaje.

“De las tres primeras pruebas mostraron el puntaje, de la cuarta no. Cuando entrábamos de nuevo, mostraban el puntaje final y los tres primeros ganaban”.

Samuel viajará en representación de Colombia junto con otros dos jóvenes de Bogotá.

“Ese día fue muy emocionante, todas las personas abrazándonos y la familia feliz”, contó su mamá.

Samuel va en séptimo grado en el colegio Lacordaire y entrena en la escuela de fútbol Maracaná de la ciudad. Juega de volante de marca o creativo y le gustaría próximamente ingresar a la escuela del Barcelona en Cali.

“Mis amigos de colegio me dicen que les compre algo. Yo me quiero traer una foto y una firma”, cuenta Samuel, a quien parece bastarle solo con el hecho de estar ahí.

El fútbol es su pasión. Sus habilidades son el enganche, el pique y la pegada. En Colombia le gusta el Nacional, pero él aclara que prefiere el fútbol europeo. Sigue al Bayern Munich de James Rodríguez. Pero asegura que admira mucho a Lewandowski, Salah, Mané, Ronaldo, Courtois, Manuel Neuer, Benzemá y Gareth Bale.

Para él, lo que lo llevó a ganar fue que “tuve todo el apoyo de mi mamá. En la prueba tres no me fue tan bien. Pensé que no iba a ganar, pero lo logré”.

El próximo 22 de mayo, Samuel, junto a Martha, se embarcará en la aventura más grande a sus pocos años. Primero pasarán un día en París, para después arribar a suelo ucraniano. En la final, ocuparán un lugar entre 70.050 espectadores que presenciarán al gran campeón de Europa. /ELPAIS.COM.CO

Compartir con...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *