Home DeporteDeporte Internacional 60 años de la tragedia aérea del Manchester United en Múnich

60 años de la tragedia aérea del Manchester United en Múnich

por Tayrona Sports

Esta martes 6 de febrero se cumplen 60 años de una de las mayores tragedias en la historia del fútbol mundial, el accidente aéreo del Manchester United en Múnich que cortó de raíz la progresión del prometedor equipo conocido como los ‘Busby Babes’.

A día de hoy, sir Bobby Charlton, uno de los supervivientes, todavía no ha logrado borrar de su mente el drama vivido. «Eso cambió mi vida», admitió el campeón del mundo de 1966 en un documental emitido por la BBC británica poco antes de su 80 cumpleaños.

«Fue simplemente una pesadilla», agregó la leyenda del Manchester United en relación a uno de los peores días de su vida.

Charlton formaba parte del plantel del conjunto inglés que, bautizado por su entrenador sir Matt Busby como los ‘Busby Babes’, inició esa fatídica jornada un viaje desde Belgrado que lo tenía que llevar de regreso a Gran Bretaña, feliz tras haber logrado clasificarse a la semifinal de la Copa de Europa empatando 3-3 con el Estrella Roja serbio.

Pero el avión, en el que también iban a bordo periodistas y otros trabajadores del United, sufrió un accidente fatal tras una escala para repostar combustible en el aeropuerto Riem de la ciudad alemana de Múnich.

El mal tiempo, en un día con fuertes nevadas, complicó el despegue. Tras dos intentos fallidos para arrancar el motor de la aeronave, el  piloto volvió a probar suerte pero el aparato tan solo se movió ligeramente. «No llegamos ni a tomar altura, chocamos contra una casa y creo que contra otros obstáculos», recuerda Charlton, quien por entonces tenía 20 años.

El comandante del vuelo ya no pudo hacer nada para detener el avión, que enfiló por el césped y se estrelló contra la valla del aeropuerto de Riem. Investigaciones posteriores indicaron que la causa del siniestro había sido la nieve semiderretida que había sobre la pista.

Una de las alas de la aeronave se empotró contra una casa iniciando un incendio. La cabina chocó contra un árbol y la cola del avión se hizo trizas al chocar contra un garaje. Charlton fue uno de los 21 supervivientes. Hoy asegura que «simplemente» tuvo suerte porque se sentó en «el asiento correcto».

Compartir con...

También te puede interesar

Deja un comentario

El primer diario digital de deportes de Santa Marta y el Magdalena